Seguir por correo

Descripción

Descripción

05 abril 2015

Red Velvet

Hace un tiempo, leí un artículo de las 5 tartas imprescindibles que deberias probar una vez en la vida. 

Como tenía a la vista varias celebraciones juntas, me propuse ir reduciendo en numero de esas suculentas 5 tartas imprescindibles.

1. Red Velvet.
2. Carrot Cake.
3. Sacher.
4. Naked Cakes.
5. Tarta de Donuts.

Ya sólo me queda una por probar, y es la tarta de donuts, pero me da una pereza tremenda tener que hacer donuts sin gluten para triturarlos y utilizarlos para hacer la mousse.
Creo que hay más tartas que si no imprescindibles, han sido muy famosas y me quedan en el tintero por hacer.


Tarta mojito.
Tarta Gin tonic.
Tarta de profiteroles.
Tarta Ginnes.
Tarta Ferrero Roche. 

Las dos ultimas tartas de momento son inviables en el mundillo sin gluten.
Las dos primeras, las dejaremos para cuando tengamos reunión de adultos.
Y con la de profiteroles me pasa lo mismo que la de donuts, no me apetece hornear, rellenar y congelar los profiteroles para usarlos en el interior.

¿que os parece el ranking?
¿teneis alguna tarta de esas que deberiamos probar al menos una vez en la vida?


Esta presentación creo, que puede entrar dentro de Naked Cakes, ya que se trata de tartas de tipo bizcocho desnudo, que deja a la vista el relleno interior, aunque este tipo se corona de frutas.
Yo lo hice de ésta manera por no cargar tanto la tarta del frosting de queso.




He leido muchas recetas de Red Velvet, aunque poco varían de unas a otras.
Ha habido un comentario que me ha llamado mucho la atención...
"La tarta Red Velvet o te gusta o la odias"
A mi no me ha enamorado, tampoco puedo decir que la odie, en mi casa, ha pasado sin pena ni gloria.
Pero no por ello, voy a dejar de publicarla, porque es una receta muy vistosa.

 



200 gr harina de arroz
50 gr maicena
30 gr cacao en polvo hacendado
100 gr azúcar
150 gr aceite girasol
2 huevos
250 buttermilk
1 cta extracto de vainilla
1 cta colorante rojo sugarflair
1 cta bicarbonato
2 ctas vinagre


frosting de queso:

250 gr queso crema
50 gr azúcar glass




Hacer la buttermilk mezclando 250 ml de lech con una cucharada de limón y dejarla reposar 10 min.
Pon todos los ingredientes secos en el vaso y programa 1 minuto en vel progresiva. 
Retira y reserva a un bol.
Pon los ingredientes húmedos y mezcla 30 segundos en vel 3. 
Con la máquina en vel 3 y sin tiempo, ve incorporando a cucharadas a través del bocal, los ingredientes secos. 
Cuando este todo bien integrado vierte en tu molde previamente engrasado.
Hornea 45 min con el horno precalentado a 175ºC, calor arriba y abajo.
Enfria sobre una rejilla
Parte en 3 capas y rellena con el frosting de queso. (que se hace mezclando los ingredientes 10 seg vel.4)


No hay comentarios:

Publicar un comentario