Seguir por correo

Descripción

Descripción

22 enero 2012

Roscoflor

Estas navidades, no hemos tenído roscón sin gluten, me levanté en pie de guerra...y las niñas decían que preferían unos ricos bizcochos de soletilla para mojar en el chocolate.
El día que me tocó hornear nuestro roscón me surgieron médicos por la mañana y por la tarde, o sea que no pude estar todo lo pendiente que se tiene que estar, se me olvidó el azúcar en el roscón y me quedó apelmazado.
Ya no estoy acostumbrada a estos fracasos, y prometí a mi marido otro roscón en condiciones cuando acabara el follón con los trajes de monaguillo para la iglesia, me metieron un marrón del 20 y tuve que hacer 5 trajes de monaguillo en 10 días, al final los tuve en 6 días, pero quedandome hasta las 2 ó las 3 de la madrugada.

Y menos mal que me dí ese palizón, porque el roscón previsto para el fin de semana pasado se tuvo que aplazar por la muerte de una tia de mi marido, o sea que este fin de semana pasado tuve que salir escopetada para Huesca, con temperaturas de -8ºC, cuando quise volver el domingo a las 2 de la madrugada.

Diferentes causas, me han tenido sin ganas de hacer nada, poco a poco iba metiendome en un pozo dificil de salir, hasta que me he convencido que no merece la pena y mi vida es más importante que algunos comentarios.

He pedido varias cositas por internet, chulisimas, que, cuando consiga la receta perfecta ya os las iré enseñando.

Esta forma de hacer roscones, me ha gustado mucho, ya no sólo por la presencia, sino porque al ir en moldes, podemos hornear a la vez el roscón con gluten y el sin gluten, sin miedo a contaminaciones cruzadas y con ésta forma, podemos disfrutar de esta rica masa, durante todo el año.



Ingredientes:

200 gr harina schär.
50 gr azúcar.
1 huevo.
60 ml leche.
20 cc aceite.
Ralladura de medio limón y media naranja.
15 gr levadura prensada.
1 chispa de sal.
1 cucharada de agua de azahar.
1 cucharadita de vinagre.

Preparación:

Con el vaso y las cuchillas secos pulverizar el azúcar 30 seg vel progresiva 5-10
Añadir las pieles del limón y naranja, programar 15 seg. vel. progresiva 5-10. Reservar.
Poner los líquidos, y la sal, añadir la harina cuidando que tape todos los líquidos para evitar que entre la levadura en contacto con la sal y se muera.
Poner la levadura encima de la harina desmenuzada.
Amasar 2 min vaso cerrado vel. espiga.
Dejar que doble el volumen.
Quitar el aire a la masa programendo 1 min. vaso cerrado, vel. espiga.
Formar la flor sobre un molde desmoldable con papel vegetal y adornar con una guinda cada bolita.
Pintar con leche y dejar que doble su volumen de nuevo.
Hornear 20 min. a 150º.

Mi horno no permite más temperatura porque achicharra, pero al no tener huevo, no cogió nada de color, lo doré un pelín a 200º. Así que, cada uno conoce su horno para adaptar las temperaturas.

Este roscón no lleva masa madre, por las prisas, pero, no me ha disgustado el resultado, lo único que como siempre las comparaciones son odiosas, mirar el aspecto del mismo bollito con gluten...




Tenía invitados en casa, y me quedé con las ganas de hacer una foto a los dos roscones juntos, en la foto casi no se aprecia, pero los dos roscones están puestos sobre un plato llano, el sin gluten sólo ocupa el fondo del plato y el con gluten casi se sale.

Mirar la diferencia de una porción, que es lo único que ha quedado de ayer.


 

3 comentarios:

  1. Siento mucho todos los contratiempos que has tenido, hay veces en la vida que todo viene tan junto que no sabes cuando saldrá el sol, pero para ti ya lo ha echo, veras, como dentro de poco, todo vuelve a la normalidad.

    Los dos roscones te han quedado genial, una diferencia abismal entre el con gluten al de sin el, aunque las dos masas te han salido muy aireadas, lo cierto es, que eres una artista.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Hasta lo malo se acaba. Animo.
    Tus fotos un claro ejemplo de que las comparaciones son odiosas.

    ResponderEliminar
  3. Carmen, siento mucho que hayas pasado unos tiempos díficiles, la vida es así. Pero tu eres valiente y fuerte, capaz de encontrar alegría en las pequeñas cosas de cada día, por eso eres tan genial. Los roscoflores te han quedado fabulosos, seguro que tu familia pensará que no ha sido mala cosa que tardara en llegar dado el resultado. Yo me guardo esta receta para probarla en cuanto pueda. ¡Ah! he solucionado los problemas con mi cuenta google y ya soy seguidora tuya. Besos.

    ResponderEliminar