Seguir por correo

09 diciembre 2011

Calabacines de dieta

Tenía excedente de calabacines.

Revisando los libros encontré una bechamel de dieta que se hace con calabacines y probé.

Ha sido un éxito total, ya me han dicho que el plato se puede volver a repetir jeje

La salsa acompaña muy bien la pasta.





Ingredientes:

3 calabacines grandes. (600 gr de la carne para la bechamel)
250 gr carne picada de ternera (en casa yo tengo prohibido el cerdo)
Tomate frito.
60 gr cebolla.
200 gr leche desnatada (en mi caso leche de soja)
Pimienta. (quita muy bien ese dulzor de la leche de soja)
4 quesitos desnatados.
1/2 pastilla de concentrado de carne.
Queso para fundir.

Preparación:

Cortamos en 4 los calabacines y los vaciamos dejando un culin para que no se nos vaya el relleno y lo reservamos para la bechamel.

Pochamos la mitad de la cebolla y la carne, una vez que la tengamos lista, añadimos el tomate y sofreimos 2 min para que se liguen los sabores. Reservamos.

Los vasitos de calabacín, he descubierto que como más tiernos quedan y menos se tardan en hacer es en la olla express, así que con 2 ó 3 dedos de agua y la 1/2 pastilla de carne los colocamos en la olla express y los cocemos 5 min cuando salga el vapor.

Preparamos la bechamel en la tmx.

Ponenos los 30 gr de cebolla y la troceamos 5 seg vel.5. Sofreimos con 20 gr de aceite
Programando 3 min tª varoma vel.1.
Al 1,5 min veremos que la cebolla empieza a pochar, añadimos los calabacines, trituramos vel. 5 y terminamos de sofreir hasta los 3 min programados anteriormente.

Añadimos la leche, la pimienta y la sal y programamos 15 min 100º vel.1.

Trituramos 15 seg vel.5, añadimos los quesitos y volvemos a triturar 15 seg vel.5.

Sacamos con cuidado los calabacines de la olla y los ponemos en la bandeja de horno, los rellenamos con la carne y echamos un poquito de la bechamel dentro de cada calabacín. (yo no eché toda la bechamel porque al hacerlo tenía miedo que saliera se desbordara y saliera el tomate a la salsa común y no pudiera comerlo yo, pero ha quedado muchisimo más presentable que si cubrieramos todo el calabacín)

Le ponemos un poquito de queso para fundir y gratinamos en el horno.

Para emplatar, ponemos toda la bechamel en el fondo del plato y los calabacines.

Tiene una presencia de escándalo, y el sabor ¡¡riquisimo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario